Innovar en la sala con los medios de comunicación y las TIC.

Resulta evidente que en la vida cotidiana de los niños, niñas y adolescentes están instalados los medios de comunicación de las plataformas digitales y, probablemente, con más intensidad que las generaciones de todos los docentes. Ahora despiertan con el celular -como despertador- y luego les sirve para escuchar música, jugar, ver audiovisuales, comunicarse con sus amigos, amigas y parientes y en una doble dirección: pueden recibir y producir contenidos.   ¿cómo podemos usar esas motivaciones y prácticas para mejorar nuestros acciones pedagógicas?

 

Desde la Comunicación y Educación se ha abierto un camino desde el siglo pasado en diversos lugares del mundo y también en nuestro país. No se trata solo de transmitir mensajes educativos por los medios masivos o internet, cuestión siempre deseable y esperamos que siga creciendo. Hay que transitar hacia el uso educativo de la comunicación mediada, es decir, transformar una noticia o un programa de televisión en una instancia educativa y de reflexión. Veamos casos; a partir de noticias de otros países podemos intencionar aprendizajes sobre geografía o historia, entre otros. A partir de una telenovela podemos hablar en el aula de valores, ética, oficios de los personajes y situaciones. Así  nos apropiamos educativamente de los mensajes masivos y las plataformas digitales en tanto grandes narradores de historias, relatos… y la humanidad siempre ha aprendido de los grandes relatos, como los religiosos.  La escuela puede usar esas narraciones para tratar temas y problemas que también son de interés de niños y niñas y adolescentes.

Sin embargo, este proceso no es mecánico, ni menos inmanente. Son los propios profesores y profesoras los que transforman esos relatos mediatizados en procesos de aprendizaje, mediante la apropiación educativa.

 

Claudio Avendaño

Coordinador Académico

Diplomado Comunicación y Educación

Universidad Alberto Hurtado

1 comentario en “Innovar en la sala con los medios de comunicación y las TIC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *